Inconsciencia o terrorismo al volante

Por diversos motivos soy uno de los millones de españoles que conduce un coche a diario.

Y desde hace tiempo, mucho tiempo, me preocupa sobremanera la cantidad de conductores que encuentro en la carretera que al mismo tiempo que dirigen sus vehículos van hablando por teléfono y whasaapeando con el teléfono móvil en la mano; con lo que ello conlleva para la seguridad vial (movimientos extraños, disminución repentina e velocidad, volantazos…).

A mí, que procuro conducir con el teléfono móvil guardado en mi bolso o fuera del alcance de mis manos, además de sorpresa, me causa estupor y enfado porque esos conductores no solamente se están jugando su vida y su integridad física, cosa ya de por sí francamente cuestionable, sino también la mía y la del resto de conductores, que es lo que aquí vengo a reprochar, ya que los demás nos podemos ver perjudicados severamente por sus consecuencias (y nuestras familias también).

Imagínense como alguien les explica a su familia que nunca más va a poder verlo porque un conductor iba entretenido con su móvil.

Esta mañana, sin ir más lejos, he adelantado por la autovía a un conductor que iba algo despacio. Cuando me he fijado bien me he quedado de piedra: cogía el volante con los dedos de su mano izquierda salvo el pulgar con el que sujetaba el móvil contra el propio volante mientras escribía con los dedos de su mano derecha; dividiendo así su atención entre el teléfono y la conducción.

Al comentárselo a un compañero de trabajo, me confirma que él conoce quien llega incluso a jugar con el móvil a juegos online mientras conduce, y la verdad es que no me reconforta en absoluto.

Todo esto me lleva a preguntarme qué está pasando, por qué existe ese desprecio hacia la propia vida y la de los demás, qué motiva este tipo de actuaciones y cómo se podrían evitar…

En fin, que sin ánimo de alarmar, cada vez soy más consciente de que cuando salgo de casa hay un factor más que puede provocar que no vuelva a ver a mis seres queridos.

No sé si ustedes piensan distinto o parecido, o si han tenido experiencias similares o todavía más fuertes; pero si quieren me gustaría conocer su opinión.

Gracias por su tiempo.

Saludos

JFRives

(PD: Por si les queda alguna duda, con este artículo también pueden entender lo que pienso sobre aquellos que conducen bebidos, drogados o a demasiada velocidad).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s